Mejores marcas de joyería

Mejores marcas de joyería

La magia de las joyas, los diamante, rubíes, zafiros y Esmeraldas

La magia de las joyas, los diamante, rubíes y Esmeraldas

Después de décadas en este maravilloso sector, a veces leo con tristeza opiniones sobre las mejores marcas de joyería, pero que no son españolas. Y digo con tristeza porque observo que en la mayor parte de las revistas digitales o papel couché sólo hablan de joyerías cuya marca no es española. Joyerías cuya producción y diseño se hace fuera de nuestras fronteras. En pocas ocasiones se escribe sobre joyerías españolas cuya calidad está a la altura de las mejores del mundo.

Nuestro país es sin duda una gran potencia en el diseño, la fabricación y la calidad, nuestras joyerías en España nada tienen que envidiar a otras joyerías en joyas con los anillos de diamantes de lujo o piezas de joyería para regalar o lucir en momento especiales . Son muchos los sectores económicos españoles que sufren la falta de promoción institucional de nuestros productos; un claro ejemplo es el de nuestro aceite: tenemos el mejor del mundo y en muchas ocasiones se vende con etiqueta de Italia.

 

Diseños de las Mejores marcas

 

El problema fundamental está en la gran inversión publicitaria que las grandes cadenas de joyería internacionales destinan a promocionar su marca; algo impensable para las joyerías erradicadas en nuestro país debido a que el coste publicitario es altísimo. Otro factor es la ubicación física de sus locales, siendo este un factor de todo punto primordial. Por ello habrá que plantearse si las mejores marcas de joyería son las mejores joyerías. Con dos establecimiento en la capital de España, estamos muy satisfechos del servicio que aportamos a nuestros clientes en Jorge Juan Joyeros, pues apostamos por una extraordinaria relación calidad-precio. Algo inviable para muchas “marcas de joyería”.

Después de más de 40 años en este sector, la respuesta es clara: las mejores marcas de joyería en nuestro país no necesariamente son las que la gente cree que son las mejores joyerías, pues, y sin cuestionar la calidad de los productos de determinadas marcas, España tiene la calidad suficiente en el sector joyero para no tener que envidiar nada de las conocidas como joyerías de lujo. Y nótese que hago mención clara al concepto de mejor marca, algo que no necesariamente está ligado con mejor producto.

 

El precio de los productos de las marcas de lujo

Antes hemos hablado de dos aspectos fundamentales: la publicidad y la ubicación física. Estos aspectos son con diferencia los que más encarecen la sostenibilidad de un negocio. La diferencia a la hora de elegir unos pendientes de diamantes, u otra joya, entre unas u otras joyerías puede ser abrumador para el consumidor. Las grandes cadenas del lujo; sean o no del sector joyero, deben destinar cientos de miles de euros, o en algunos casos millones al año, al pago publicitario y de arrendamiento. ¿Quién paga estos gastos?. La respuesta es obvia y no me extenderé en dar una respuesta que estoy seguro está en el pensamiento del lector.

 

Joyerías familiares como valor añadido de compra

La mayor parte de las joyerías de nuestro país que tienen presencia en el sector del lujo tienen un carácter familiar, aportando al cliente valores añadidos indudables, entre los que destacan la confianza y la calidad. En este tipo de negocios se reparten responsabilidades por igual, por ello no es de extrañar que la atención al cliente roce casi la perfección; siendo la información que recibe el cliente uno de los valores más destacados.

Pongamos algún ejemplo de lo que ello significa en la joyería con piedras preciosas. Por lo general el cliente no es un experto en este tipo de joyas, por ello se hace imprescindible la información y la confianza sobre productos que tienen precios altos. Poder informar al cliente sobre las calidades de los diamantes, los rubíes, zafiros o esmeraldas, es sin duda una aportación magnífica al cliente pues éste dispondrá de los elementos necesarios para tener una extraordinaria experiencia de compra.

Entendemos que las mejores joyerías son aquellas que, junto a la experiencia, aportan al cliente un alto valor en su relación calidad/precio. He aquí unos pequeños apuntes:

  • Las mejores marcas no necesariamente tienen los mejores productos
  • Por lo general sus gastos son altos y por ello se repercuten al cliente
  • Las empresas familiares aportan confianza y calidad
  • Nuestro país es de tradición joyera y aunque no podamos competir por marca sí lo podemos hacer por calidad y precio.

 

Por Jorge Juan Joyeros

Ver colección de joyas aquí