Product was successfully added to your shopping cart.

5

Los Metales Preciosos en Joyeria

Desde principios del siglo XIX los metales preciosos en joyería han sido utilizados para engarzar los diamantes, las piedras preciosas y semipreciosas, por lo general los metales nobles más utilizados han sido el oro y el platino. Con posterioridad el oro aleado con paladio ha ido sustituyendo al platino. El elevado precio que tenía este metal en comparación con el oro, así como un mayor coste en su elaboración, fueron los motivos que impulsaron el uso del oro.

Introducción a los diamantes

JOYAS ÚNICAS PARA MOMENTOS ÚNICOS

Visite nuestra selección de joyas >

El Oro blanco en la Joyería con Diamantes

Tradicionalmente se han utilizado metales preciosos tales como el oro y el platino para que los diamantes brillen más.

Lo primero que hay que explicar es que el oro blanco no existe en la naturaleza. El estado natural del oro es el conocido como oro amarillo, siendo que cuando hablamos de oro puro nos referimos al oro de 24 ktes. (puro al 999.99).

metales preciosos joyeria

Para darle una tonalidad blanca el oro amarillo se alea con otros metales que se caracterizan por su color blanco tales como la plata, el paladio, el níquel u otros. El níquel no suele ser usado en Alta Joyería por haberse demostrado que expone a la piel a ciertas alergias; como muchas mujeres saben esto es más notorio en el caso de los pendientes. En la Alta Joyería se utiliza con frecuencia el Paladio por sus características de maleabilidad y por ser un metal precioso. En España la pureza utilizada normalmente para la joyería es de 18ktes, por lo que nuestras joyas llevan un 75% de oro puro y un 25% de otros metales. En el caso del oro amarillo ese 25% restante suele ser de cobre.

El denominado oro blanco utilizado en joyería requiere de un mantenimiento posterior dado que con el uso tiende a ir perdiendo el color blanco y a aparecer un cierto tono amarillo. Para dar el brillo que vemos en las piezas de joyería del llamado oro blanco se realiza un proceso denominado baño de Rodio una vez la joya se ha terminado. En función del uso que se le dé a la joya y el PH de la piel, el mantenimiento se deberá realizar con más o menos frecuencia para que la pieza de joyería quede en su estado original. Este mantenimiento no tiene un coste alto por lo que no es un impedimento a la hora de tener la joya como el día que la compramos.
 

La costumbre del Oro blanco, o el Platino, en los Anillos de Pedida de mano

La popularización del oro blanco viene como consecuencia de la prohibición por parte de algunos países en la segunda guerra mundial del uso del platino con fines no armamentísticos. Ello llevó a que la demanda del oro blanco se incrementase notablemente para el sector de la joyería y de manera muy especial para la fabricación de los anillos de compromiso.

Los metales preciosos en joyería han sufrido transformaciones a lo largo del tiempo, así se han podido hacer joyas en oro blanco partiendo del oro que nos ofrece la naturaleza: el oro amarillo; para ello se han utilizado otro tipo de metales nobles para ser aleados con el oro. Si bien antes el platino era utilizado para cualquier joya en todo color plata, el oro blanco. En la actualidad la mayor parte de los anillos de pedida se fabrica en oro blanco, siendo que los diamantes lucen de manera especial en monturas realizadas el oro blanco o platino debido al tono incoloro de los diamantes.